Raftul cu initiativa Book Archive

No Ficcion

Acércate sediento by Max Lucado

By Max Lucado

Los cientificos nos aseguran que los seres humanos no podemos vivir sin agua, y ni siquiera lo intentamos. Pero ?sobrevivir sin Dios? Oh, eso si lo hacemos, tomamos un sorbo, lo saboreamos; sin embargo, estamos inclinados a pasar por largos periodos de tiempo sin un buen trago de los angeles fuente del Senor. Y pagamos un precio al hacerlo. Nos encogemos. Nos torcemos y retorcemos contra este mundo...los organos se endurecen...el corazon se endurece.

En este libro, renovador y vivificante, Max Lucado, nos guia a los cuatro nutrientes esenciales que cada alma necesita.

Show description

Read Online or Download Acércate sediento PDF

Best no-ficcion books

La Tormentosa Busquedad del Ser

New product. by no means used!

Los legítimos hombres: aproximación antropológica al grupo tojolabal

Anthropology. magazine: tojolabal maya tradition, language

Extra info for Acércate sediento

Example text

Enfrenta sin temor la eternidad 17. Si Dios te escribiera una carta Notas Guía para el lector La oración del sediento Anotaciones Prólogo Todos sabemos lo que significa estar sedientos, tanto física como espiritualmente. Ese anhelo de empapar la boca seca con agua fría puede ser muy fuerte, pero lo cierto es que un corazón seco es algo insoportable. Tú necesitas refrigerio espiritual, y lo necesitas ya mismo. Si tu corazón se ha resecado, si tu espíritu está un poco áspero, si tu alma se muere de sed, has venido al lugar correcto.

La oración incluye cuatro líquidos esenciales para la hidratación del alma: la obra de Dios, la energía de Dios, su señorío y su amor. Señor, vengo sediento. Vengo a beber, a recibir. Recibo tu obra en la cruz y en tu resurrección. Mis pecados son perdonados y mi muerte es derrotada. Recibo tu energía. Revestido de poder por tu Espíritu Santo, puedo hacer todas las cosas por medio de Cristo, que me fortalece. Acepto también tu señorío. Yo pertenezco a ti. Nada viene a mí sin haber pasado primero por ti.

La primera voz que escuchó expresaba la urgencia de Eric, su productor. �Señor Bishop, he tratado de conseguirlo en todas partes durante las últimas dos horas». Eric temblaba de puro nerviosismo. No era muy alto y tenía el vestido arrugado, la corbata suelta y los mismos zapatos que había usado durante el último año. Aunque apenas acababa de cumplir treinta, la calvicie ya había arrasado casi con la mitad de su cabeza. Aun cuando su estilo no era el último grito de la moda, su conocimiento y experiencia en los medios sí tenía mucho peso.

Download PDF sample

Rated 4.12 of 5 – based on 44 votes